La Autopista Chincha – Pisco ya es una realidad

Una buena noticia: Autopista Chincha-Pisco ya es realidad

Esperada obra permite ahorrar al menos una hora de viaje.

Al menos una hora de viaje menos. La autopista Chincha-Pisco beneficiará a miles de personas que iban o venían del sur y tenían que cruzar la ciudad de Chincha y demoraban hasta dos horas en atravesarla.

La autopista fue abierta ayer, y el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, no dudó en recordar que es una promesa cumplida. “De acuerdo a lo anunciado en agosto, al inicio de la gestión de Gobierno, ayer jueves 23 de diciembre se procedió a la apertura de la autopista Chincha-Pisco, una obra muy esperada por la población de Ica y todo el sur del país”.

Vizcarra destacó que la obra fue posible gracias una cuota de visión, diálogo y a la voluntad de hacer las cosas y ejecutarlas.

Desde ayer, la doble calzada está abierta y, al no pasar por la zona urbana de Chincha, permite ahorrar al menos una hora de viaje”, precisó el titular del MTC. *
El ministro explicó que este logro tiene su explicación en la voluntad y esfuerzo para dialogar en una misma mesa con todos los sectores y actores involucrados, lo que llevó a resolver, en 15 días, procesos y coordinaciones que normalmente toman meses y hasta años.

Esta obra, según el MTC, no solo beneficiará a los que se dirigen vía terrestre a Pisco e Ica, sino también a Arequipa, Moquegua, Tacna, Cusco, Puno y Ayacucho.

*La autopista Chincha-Pisco, de 34,8 km., forma parte de la Red Vial 6, y en su trazo están comprendidos cuatro puentes (Quebrada Tambo de Mora, Río Chico, Matagente, Pisco); el intercambio vial Chincha Alta; y cuatro pasos a desnivel (Sunampe, Tambo de Mora, Puquio Santo, San Clemente). *

En el lugar que corresponde al intercambio vial Pisco se han construido empalmes del subtramo 5 a la avenida Fermín Tangüis, con lo cual se hace posible la conexión hacia la ciudad de Pisco.

La sostenibilidad energética demanda más inversión

Según algunos estudios se necesitarán más de 2,600 millones de dólares para construir, al menos, 10 de las 20 centrales hidroeléctricas que se requieren para garantizar la sostenibilidad del servicio en el país. Esta medida aseguraría la generación de energía por un periodo de 60 años.